Patrón de un osito amigurumi

Hoy me he decidido a colgar aquí uno de mis patrones, en concreto el de los ositos, que de tanto hacerlo me lo sé ya de memoria.

El patrón lo tenéis tras el salto. He intentado explicarlo lo mejor que pude, pero por si no estáis muy acostumbrados os explico: como sabéis, los amigurumis se tejen en espiral, así que en las explicaciones os dejo el número de puntos que tiene cada vuelta, acompañado de un esquema de la labor que se puede traducir así:

X: punto bajo

A: aumento

D: disminución

Los bordados, lacitos y colocación de ojos van al gusto 😉

¡Espero que os guste! Sigue leyendo

Anuncios

Amigurumi para principiantes: patrón de un pollito

Este pollito azul que veis en la foto fue uno de los primeros amigurumis que me animé a hacer (lo del color azul se debe a que no estaba segura del resultado, así que practiqué con lanas que encontraba por ahí).

Es muy facilito, no recuerdo en su momento de dónde saqué el patrón, y aunque lo supiera tengo la buena o mala costumbre de modificarlos sobre la marcha. En resumen, y por si lo queréis intentar, es algo así: Sigue leyendo

Ojos para amigurumis

Hoy volvemos a dedicar el día a los amigurumis y a resolver algunas posibles dudas que podéis tener los que aún estáis empezando. Una muy típica es la de los ojos, porque no son tan fáciles de encontrar…

Yo no soy nada partidaria de osar ojos móviles, entre otras cosas porque no creo que peguen bien en la lana, y siempre he optado por los ojos de seguridad, mucho más profesionales y más bonitos pero también más difíciles de encontrar (al menos en mi ciudad me ha sido imposible).

Menos mal que existe internet, y os puedo recomendar la página Glass Eyes Online, una tienda americana donde encontraréis los ojos de seguridad de todos los tamaños, formas y colores que se os ocurra.

Por ejemplo, los ojos de los ositos que veis en la foto son de ahí, y yo creo que quedan perfectos, ¿qué os parece a vosotros?

Lanas para amigurumis

No es que la entrada de hoy sea de vital importancia, simplemente es que el otro día compré lana para hacer el nuevo encargo del que os hablaba y quería enseñaros el ovillo y el color, a ver qué os parecía.

La verdad es que cuando yo empecé a hacer amigurumis una de las cosas que me trajeron totalmente de cabeza era el de las lanas, no sabía muy bien cuál escoger. Y sigo sin saber muy bien cómo resolver el problema, pues donde yo vivo no es que tenga demasiado para elegir, y cuando encuentras una lana que te gusta es probable que no siempre la tengan en el color que necesitas.

Aún así, os diré que la lana que veis en la foto, Katia Austral, me gusta sobre todo por una razón: no se despelucha, amigos 😀 Además se trabaja realmente bien, pero he aquí el gran inconveniente: al hacer reducciones los puntos quedan más sueltos que en otras lanas, hay que tener cuidado con eso.

Si tenéis dudas a la hora de escoger la lana para empezar a hacer amigurumis os voy a dar un par de consejos bastante útiles:
Sigue leyendo